Café fresquito

Cuando llega el verano, es normal que el consumo de café baje un poco porque las altas temperaturas nos tientan con alguna bebida fresca con mucho hielo. Sin embargo desde hace ya un tiempo se ha puesto de moda tomar el café frío y hasta helado en algunos casos. Confieso que los he probado y como amante del café debo decir que son muy ricos. Con el agregado de ingredientes deliciosos como la leche condensada, podemos lograr un refresco dulce, energizante y fresco. En este caso necesitamos café molido o recién hecho en nuestra cafetera Tassimo precio sin igual, dos cucharadas de leche condensada y hielo.

Una vez que el café se haya enfriado lo vertemos en un recipiente que nos permita batir y le agregamos el hielo picado y a disfrutar. Otra alternativa igual de deliciosa es hacer un batido de helado de chocolate, café y un toque de hielo, ponemos todo en la licuadora y listo. Una variante puede ser usar helado de vainilla con un toque de ron y espolvorearlo con galletitas de chocolate molidas. También podemos optar por un buen helado de frutos rojos con el licorcito que más nos guste. La crema chantillí le sienta muy bien al café fresquito.

Colocamos un café de buena calidad en un vaso, le agregamos la crema y podemos espolvorearlo con canela, chocolate rallado o frutos secos y ya tenemos otra alternativa bien sabrosa. El Cointreau con café frío y hielo hacen una combinación ideal de sabores. La opción más sencilla es la de llenar la cubetera con un buen café, una vez que ya tenemos los cubitos, podemos enfriar la leche, chocolatada o no, y obtenemos el café frío más rápido de todos. La idea de todas estas preparaciones es que primero elaboremos el café con agua caliente para que de esta manera preservemos los aromas y sabores del café intactos. Luego lo dejamos enfriar, preferentemente fuera de la heladera y finalmente comenzamos a probar recetas y combinaciones.

El almíbar de café puede servir de base para otras preparaciones. Necesitaremos 150 cc de agua, 150 grs. de azúcar y tres cucharadas de café. Colocamos el agua y el azúcar en la sartén hasta que hagan burbujas grandes, apagamos y agregamos el café. Podemos usar este almíbar en cualquiera de las recetas que mencionamos antes, sobre todo en aquellas que llevan helado. Es solo cuestión de ir experimentando con diferentes ingredientes y combinaciones hasta volvernos expertos.

 

https://www.tassimo.es/maquinas/c-91/